Una dosis de nuestra propia medicina

Este vídeo demuestra la falta de sensibilidad social: todos quieren beneficio propio, aunque sea a expensas de empeorar la situación de otros. “¿Cómo te sentirías tú si probaras un poco de la medicina que les suministras a los demás?”. Y de pronto, nos quedamos sin palabras.

Un día como el 1 de mayo salimos a la calle a protestar y celebrar lo que nos une. Todos queremos una vida mejor.

Vemos que los dirigentes, por todo el mundo, nos dicen que para llegar a esa vida mejor toman decisiones, implementan recortes, reformas laborales. Pero no sirven para mejorar la situación, porque seguimos el modelo jerárquico y piramidal que hemos tenido hasta la fecha.

En la naturaleza también vemos modelos jerárquicos –pensemos en una colmena o una bandada de aves–, sin embargo, no hay miembros desfavorecidos. Nos muestran un instintivo sentido de responsabilidad social.

¿Cuál es la revolución ahora? Llegar a esa responsabilidad social: en una sociedad global las decisiones han de ser tomadas desde la participación de todos y la empatía hacia todos.

Y la pirámide se transforma en círculo.

En esa esfera todas las necesidades son escuchadas y todos añaden para encontrar una solución. No hay ángulos ni resquicios donde quedar marginados.

En este modelo circular todos seguimos siendo diferentes y seguimos teniendo distintas necesidades, pero somos iguales en algo: las soluciones llegan a todos los puntos. Y satisfacen a todos.

Posted in: Sociedad

About the Author:

Post a Comment

Visit Us On FacebookVisit Us On Youtube